TRADICIONES

Música y Danza

Cuentos y leyendas

Oficios

   

EL CULTO A LOS MUERTOS Y LA COFRADÍA DE LAS ÁNIMAS BENDITAS (Torreorgaz)

La Cofradía de las ánimas benditas, hace ya tiempo que no se celebra. Últimamente, gracias a Julia Fernández y Mª Jesús Rodríguez, se ha recuperado la tradición, según la cual la mayordoma, sale todas las noches hacia las 21 horas, tocando la campanita, (de cuatro kilos).

La campana la tiene una mayordoma en su casa y sale todas las noches, intentado recuperar la antigua tradición.

Como en el resto de las cofradías se nombraba a la mayordoma el día 1 en la misa, las nombraba el cura en la Iglesia. Ella a su vez elegía a trece hombres entre sus familiares y amigos.

La ausencia del hermano muerto en la guerra, representado en la silla con las flores.
(Foto cedida por Ana Guijarro).

El día principal era el 5 de enero, víspera de reyes. Primero salía la cofradía rezando y cantando “canciones muy fúnebres” (recuerdan los torreorgaceños) y al sonido de la esquila que portaba la mayordoma. Los cofrades iban todos vestidos con capas y sombreros negros. Iban parando por las esquinas de las calles, en donde se rezaba. Al terminar la ronda, la mayordoma invitaba a los mayordomos a la cena.

Dice Mª Jesús Chavalés (actual mayordoma) nos exoplica que según la creencia: “los mayordomos eran los Reyes. La cena la preparaba la mayordoma, después de cantar, que la pagaba la mayordoma con las capas, iban rezando y cantando por las esquinas que tenían proyectadas por todo el pueblo”.

En las siguientes imagenes vemos a la Mayordoma de las ánimas benditas haciendo la ronda de todas las noches:

Antiguamente se cantaban otras canciones, pero únicamente se recuerda ésta:

Tres puertas tiene la iglesia y
entremos por
la mayor,
recemos un padrenuestro
y al divino Redentor

Tres puertas tiene la Iglesia
entremos por la más chica
recemos un padre nuestro
a las Ánimas Benditas

Las Ánimas y los Reyes
hicieron una función,
las ánimas puson las patatas
y los Reyes el arroz

--------

Recuerdan los que eran niños entonces, cómo tanto la tonada, como el hecho de ver a los cofrades con las capas negras, a la luz de candiles y al sonido de la esquila, producían un ambiente lúgubre, que impresionaba y amedrentaba a los niños.

Durante todo el año había dos actividades principales centradas en torno a las ánimas:

  • Todos los días a las 10 de la noche, salía la mayordoma. Iba por todo el pueblo tocando la esquila “tran trán, tran trán....” hasta llegar a la puerta de la Iglesia, donde se rezaba un Padre Nuestro, después ya se volvía a su casa. La esquila pesa cuatro kilos.
     

  • Todos los domingos del año por la mañana iba pidiendo la mayordoma al clamor de “¡ánimas benditas!” y “¡limosna pa las ánimas benditas!”  Se les daba pan y éste se vendía a los ganaderos. El dinero que se sacaba se dedicaba a la celebración de misas por las ánimas.


TODOS LOS SANTOS. "La Chaquetía"

Generalmente el tema de la “Chaquetía” se ha considerado más de “aguinaldo” de los niños, relacionado con el día de las castañas, pero hay otra razón clara en la zona y es que también salían los monagillos, que aún eran niños a pedir la chaquetía, la víspera de Los Difuntos, recitando o cantando:

TÍA, LA CHAQUETÍA

 

Tía la chaquetía
los pollos de mi tía
unos cantan y otros pían
y otros piden
¡castañas cocías!

--------

Con lo que se les daba de castañas, higos, frutas, etc., pasaban la noche entera, del 1 al 2 en el campanario, al calor de una lumbre que hacían y rezando y tocando a difuntos. Era la noche de las Ánimas Benditas.

El día de los difuntos se celebraban los oficios y la misa en el cementerio.

Es el día especial de las castañas. Todos van al campo a asarlas.

 


 INICIO SUBIR  CONTACTAR